El Propóleo y su uso

El Propoleo o Própolis es una sustancia cero-resinosa extremadamente variable, que oscila, a través de diferentes tonalidades, del amarillo oscuro hasta casi el negro.

SONY DSC

Esta se recoge por las abejas sobre las gemas de los árboles como el Álamo, Abeto, Pino, Sauce, Abedul, etc. y sobre otros vegetales que segregan resina.
La palabra Propóleo, en sentido general, se usa por lo tanto para indicar una serie de sustancias resinosas, gomosas, balsámicas transportadas a las colmenas y transformadas por las abejas.
Las abejas, efectivamente, utilizan este material para recubrir las paredes de la colmena,  para cerrar eventuales poros, para rellenar las grietas, restringir la entrada, para impregnar las celdillas del panal antes de que la abeja reina ponga los huevos y también para embalsamar los animales invasores que han matado, para impedir su putrefacción.
Composición simplificada del propolis:
-Resinas
-Ceras
-Aceite esencial
-Flavonoides (crisina, galangina, pinocembrina, etc)
-Sales minerales
-Trazas de vitaminas
 El propoleo tiene importantes actividades farmacológicas: es antibacteriano, antiviral, inmunoestimulante, antiinflamatorio, cicatrizante y ligeramente analgésico.
De estas propiedades derivan sus usos y los de sus preparados:
 -Anginas
-Faringitis
-Laringitis
-Rinitis
-Sinusitis
 -Otitis
-Gingivitis, aftas bucales
-Higiene dental, mal aliento
-Muguete de los recién nacidos
En el tratamiento de patologías de las primeras vías aéreas, como laringitis, faringitis y rinofaringitis, el propóleo permite obtener buenos resultados, mientras que en el tratamiento de las afecciones bronquiales o pulmonares se debe considerar como un excelente complemento terapéutico.
En casos de asma bronquial alérgica se desaconseja el tratamiento con propóleo, ya que él mismo y sus preparados pueden causar alergias.
En casos de pequeñas quemaduras y de eritema solar, los tratamientos resultan menos dolorosos gracias a la acción analgésica del propóleo; además favorece la reepitelación de los tejidos quemados y reduce los procesos inflamatorios.
Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del popóleo pueden aprovecharse para el tratamiento del acné, mediante aplicaciones cotidianas de cremas y lociones sobre las partes afectadas con granos.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s