El aceite que reduce la grasa abdominal

 

Captura de pantalla 2015-04-04 00.19.37Si, si, has leído bien…. ¡un aceite que reduce la grasa abdominal! y este es el Aceite de Coco Virgen.

El Aceite de Coco Virgen está formado por más de 90% de grasas saturadas. La mayoría de las grasas saturadas son de la variedad de cadena media, que el organismo tiende a utilizar rápidamente para generar energía, en lugar de acumularse en tejido graso.
El Aceite de Coco Virgen se obtiene mediante presión en frío de la pulpa blanca del coco (endoespermo) sin usar ningún tipo de producto químico. Se compone casi al 90% de grasas saturadas, la mayoría de ellas los beneficiosos Ácidos Grasos de Cadena Media (MCFA – Medium Chain Fatty Acids). De estos ácidos grasos, aproximadamente el 45% es ácido laúrico. El único alimento natural que contiene más ácido laúrico que el Aceite de Coco es la leche materna. El ácido oléico está presente con valores inferiores al 6%. Además el acido laúrico es muy bueno para combatir enfermedades de tipo inmune.
Algunos investigadores creen que debido a su estructura, la grasa saturada del aceite de coco no es tan perjudicial como otras grasas saturadas, por ejemplo, como las que se encuentran en los productos animales. Además incrementa el metabolismo hasta en un 5%.

SI QUIERES COMPRARLO PINCHA AQUÍ

En un estudio realizado en una población de 40 mujeres obesas reveló que los suplementos alimenticios con aceite de coco no aumentan los niveles de lípidos en la sangre e incluso reducen la obesidad.
El Aceite de Coco Virgen es beneficioso para muchas cosas porque es un aceite que contiene ácidos grasos de cadena media y estos ácidos son los primeros que se utilizan en el gasto por actividad por lo que no llegan a almacenarse.
Dosis diarias: de 15 a 30g (una cucharada sopera rasa disueltos con un poco de agua tibia en ayunas o untada en una tostada en el desayuno). Nunca superar la dosis recomendada.

Se ha demostrado que la aplicación tópica mejora las condiciones de la piel y del cabello. Un ensayo a pacientes con xerosis (una condición cutánea en la que la piel se seca, se pone áspera y pica) reveló que el aceite de coco virgen es tan eficaz y seguro como el aceite mineral para humectar la piel de adultos con xerosis leve a moderada.
En otro ensayo se descubrió que el aceite de coco virgen trata de manera eficaz la dermatitis atópica en adultos.
También se ha demostrado que el aceite de coco previene los daños en el cabello causados al peinarse en comparación con otros aceites, como aceites minerales y de girasol. Los investigadores creen que su relativa afinidad alta con la proteína del cabello y capacidad para penetrar profundamente en el tallo del cabello da cuenta del rendimiento superior del aceite de coco.

SI QUIERES COMPRARLO PINCHA AQUÍ

EL ACEITE DE COCO EN EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
El aceite de coco contiene grandes cantidades de ácido láurico, un ácido graso que protege el sistema inmune del feto y del recién nacido. El aceite de coco puede aumentar la calidad del ambiente del útero y la leche en madres embarazadas y lactantes.

Hay estudios que hablan acerca de cómo el ambiente del útero puede afectar la salud del bebé a largo plazo en cuanto a autismo, alergias, asma y otras condiciones crónicas. El aceite de coco proporciona una combinación vital de vitaminas, minerales, grasas y proteínas que son excelentes para el feto. Por esta razón es que hay fórmulas de bebé que incluyen aceite de coco en sus ingredientes.

Una dieta saludable contiene combinaciones de grasas saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. La composición única de la leche materna contiene alrededor de 40-50% de grasa saturada, 35% monoinsaturada y 15-20% poliinsaturado. Contiene un 20% de ácido láurico y ácido cáprico. El ácido láurico y cáprico tienen propiedades antivirales, antibacteriales y antiparasíticos que apoyan el sistema inmune. Esto hace que la leche proteja al bebé de enfermedades, virus como herpes y VIH, parásitos como Giardia Lamblia y bacterias como Clamidia y Helicobater pilory.

El aceite de coco tiene alto contenido de grasa saturada pero no contiene colesterol ya que viene de una planta, y contiene alrededor de 50% de ácido láurico. Contiene lípidos de vitamina E con propiedades antioxidantes que ayudan a mantener una estructura celular saludable y funcional. Las mujeres embarazadas y lactantes almacenan grasa para asegurar una lactancia efectiva. Cualquier cantidad de ácido láurico y cáprico en la dieta se almacena. El aceite de coco es fácil de digerir y utilizar para un sistema digestivo inmaduro de un bebé. Provee energía para ayudar al bebé a crecer y desarrollarse adecuadamente.

Un estudio demostró que el aceite de coco también puede beneficiar a los bebés prematuros. Los bebés prematuros que recibieron masajes con aceite de coco lograron aumentar de peso y crecer más rápido en comparación con los que recibieron masajes con aceite mineral.

SI QUIERES COMPRARLO PINCHA AQUÍ

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s