Adelgazar después de los excesos

Después de celebraciones como Navidades, vacaciones de Semana Santa, vacaciones de verano y de algún viaje (con o sin pulserita) es inevitable haber cogido un par de kilillos de más.

Nuestra costumbre es celebrarlo todo comiendo y bebiendo y eso pasa factura. Aunque seas de los que no te hayas excedido en las cantidades, nos excedemos en los horarios (que quedan fuera de nuestra rutina) y estamos dos horas comiendo y picoteando entre aperitivos, comida y postres; además de que comemos alimentos y bebemos lo que normalmente no comemos a diario.

En Herbolario Marga te ayudamos con algunas normas básicas para poder recuperar la figura pronto y depurar nuestro organismo e hígado saturado.

  • Bebe 2 litros de agua diarios. El agua no tiene calorías y es un gran depurativo de por sí. Si con el frio te cuesta beber agua, prueba con infusiones con sabor o tés para que así te sea más fácil el poder llegar a tu meta de los 2 litros. (Zumos y leche no cuentan como agua). Aquí te aconsejamos algunos: Yogi tea y tes
  • Prepara sopas o cremas con las verduras, así aumentarás la proporción de agua, que recordemos tiene 0 calorías. Los caldos se vuelven más quema grasas si le añades el zumo de un limón escurrido.
  • Hazte un caldo depurativo todos los días: hierve 1/2 cebolla, 1 rama de apio y 1/2 calabacín. Tómate un vaso del caldo obtenido antes de comer y si quieres mejores resultados, también otro vaso antes de cenar. Este caldo debe ser hecho a diario, no se puede guardar de un día para otro.
  • Utiliza aliños a base de zumo de limón, vinagre de manzana auténtico, salsa de soja sin gluten, mostaza en grano y si preparas vinagretas, baja la proporción de aceite (1 parte de aceite por 2 de vinagre de manzana auténtico).
  • No abuses de la sal, propicia la retención de líquidos y adereza con especias, hierbas aromáticas o sal sin sodio.  Actualmente está de moda sustituir sal marina por sal del Himalaya creyendo que tiene menos sodio, pero hemos de aclarar que es otro tipo de sal, contiene el mismo sodio además de calcio y magnesio y otros minerales, ya que esa sal es de montaña, así que no es sustitutiva. Para este fin recomendamos Herbamare diet.
  • Prepara salsas con natas vegetales de soja o de arroz, o yogur desnatado con perejil; en lugar de nata de leche, que es rica en calorías y grasas saturadas. Te recomendamos Soya Cuisine.
  • Toma pasta integral de espelta o de trigo duro y el arroz, mejor frío, para así reducir el índice glucémico de estos alimentos.
  • Añade fibras a tus platos, bien en forma de salvado de avena, de agar agar, que te ayudará a espesar salsas. O bien eligiendo cereales, panes de espelta y de centeno auténtico (fijarse bien en el etiquetado, que no te engañen) y pastas integrales. La fibra acelera el tránsito intestinal y ayuda a retrasar la absorción de azúcares y grasas.
  • Endulza con stevia auténtica (debe llevar como mínimo un 8% de esteviósidos, comprar en tiendas especializadas), o bien endulza con sucralosa líquida, que es un endulzante natural extraído del azúcar con 0 calorías. Evita las sacarinas y aspartamos, ya que hacen el hígado graso y dañan el organismo.
  • Corta en grande las verduras, hortalizas, carnes y pescados. Si los trozos son grandes, comemos más lentamente, ya que gastamos tiempo en ir masticando los alimentos, llegará la orden al cerebro y nos saciaremos antes.
  • Ingiere apio, si tienes ansiedad y ganas de picotear, es adelgazante. Se ha demostrado que el apio sacia y que gasta más calorias metabolizándose que las calorías que aporta.
  • Cocina a la plancha, al vapor y al horno (con poco aceite). Evita las frituras, rebozados, empanados y los platos con salsas grasas.
  • Anda 30 minutos al día. Acelerarás tu metabolismo y al adelgazar tus tejidos estarán firmes y no quedará la piel flácida. Recuerda que andar rápido no es correr y tampoco es pasear parándote en cada escaparate que veas. Fija una meta en concreto, coge una avenida poco concurrida, o un tramo recto para poder hacer este ejercicio correctamente y sin distracciones.
  • Evita la fruta a la hora de cenar, la fruta aporta muchos azúcares naturales durante horas que se van a quedar en tu organismo si no los quemas y a no ser que vayas a correr una maratón, no es conveniente que por la noche ingieras ni una sola pieza de fruta.
  • Cuando ingieras fruta, debes ingerirla de un solo tipo. Quiero decir, que si vas a comer naranjas y te quedas con hambre, vuelve a comerte otra naranja, no cambies de fruta ya que fermentarían mal en tu intestino y eso te provocaría muchos gases e indigestión. Elige frutas que sean poco calóricas y cómelas despacio, bien masticadas, ya que ocurrirá lo de los gases si las comes rápido.
  • Siempre una ensalada a la hora de comer. Y si puedes comerla antes del plato principal, mejor. Y no mezcles frutas y verduras. Ahora se lleva mucho el hacer ensaladas con fruta y verduras y eso es una muy mala combinación. Produce indigestión y encima, la acidez de unas y de otras se dañan y no absorbes ninguna de las vitaminas de lo que te estás comiendo. La ensalada sólo con verduras, hortalizas y brotes y bien masticadas. Puedes ponerle todas las verduras que quieras a discreción. Recuerda que verdura NO es: maíz, ni frutos secos, ni atún, ni huevos duros, ni aceitunas, ni jamón york, ni queso.
  • Como complemento en tu objetivo te recomendamos Aktidrenal savia verde. Añade 2 cucharadas soperas en un gran vaso de agua e ingiere el vaso en ayunas todas las mañanas. Agitalo antes de usarlo y una vez abierto mételo en la nevera. Depura higado, intestinos y deja tu vientre plano. Además, de que tu piel se verá fantástica. En menos de una semana notarás rápidamente los resultados.

 

Fuente Revista Dietética y Salud nº183
Advertisements

Combatir la celulitis

Captura de pantalla 2015-06-02 13.38.00

El 85% de las mujeres mayores de veinte años presenta algún tipo de celulitis. Si eres delgada pero tienes mala circulación puedes tener piel de naranja: “La mala circulación impide la eliminación de líquido y de las sustancias tóxicas que toda célula genera diariamente”.

Rutinas que influyen y que hacen que aumente la celulitis en nuestro cuerpo: Ingerir la píldora, estar muchas horas de pie o muchas horas sentada, el estrés, las bebidas gaseosas y azucaradas, el tabaco, las bebidas alcoholicas, llevar calzado plano o con mucho tacón y la falta de ejercicio.

La sal y el azúcar producen celulitis. La sal hace que retengamos líquidos por doquier.  Y el azúcar provoca que el colágeno de nuestra piel se endurezca y que pierda elasticidad.

Se puede combatir, para casos de celulitis poco severos podemos empezar por tratamientos cosméticos como las cremas reafirmantes o anticelulíticos. Como nuestro Aceite anticelulitico casero, producto anticelulítico y reafirmante que destruye y quema la grasa, a la vez que previene la acumulación de otras nuevas en el organismo. Para casos más importantes, optaremos por tratamientos de medicina estética como presoterapia o la cavitación.

Los productos cosméticos anticelulíticos se deben aplicar con un masaje, si puede ser tres veces al día. En sentido circular ascendente. Siempre se debe dar un buen masaje drenante y masajear bien la zona, para que al activar la circulación de la zona, haga que todos los principios activos de los cosméticos se penetren en su totalidad. Aprovecha las noches cuando estés sentada delante del sofá para darte un buen masaje en los muslos, vientre y brazos. Además, el masajito favorecerá que duermas mejor esa noche.

Te lo puedes fabricar tu misma, lo explico todo bien en este video: https://youtu.be/BbvEsHzEGEA

Recuerda que la celulitis no la eliminas para siempre, para mantenerla a raya debes estar pendiente, porque en cuanto te relajes, volverá. Cambiar la alimentación y procurar eliminar las grasas trans, comer ligero y proteínas por la noche, carbohidratos a la hora de comer y beber abundante agua y algún drenaje, como nuestro fantástico Celudren, o si tienes mucha retención de líquidos, opta por nuestro Drenplus y harán que mantengas la celulitis alejada de ti.

Cuando empezamos una dieta de adelgazamiento, se debe atacar también a la celulitis, porque sino, tendrás una talla menos, pero la misma celulitis.

El ejercicio solo no la elimina, todo lo que sea mover tejidos y facilitar la circulación será positivo, pero no la combatirás solo con eso. Mejor ve pensando en otros métodos.

Combina ejercicio, cuidado por fuera y también por dentro, como con este fantástico Combo Anticelulitico que hemos creado para ti.

Pero recuerda que siempre debes estar pendiente para que no aparezca nunca más.